sbado, 18 de noviembre de 2017

Productos

 mmilogo.jpg

Noticias

Estudian el "hongo de la inmortalidad"

A partir de la década del 80 el hongo reishi -nombre popular en Japón del Ganoderma Lucidum- y sus compuestos derivados han sido objeto de un intenso estudio científico, demostrándose la multiplicidad de sus posibles usos medicinales.
Los efectos preventivos para mantener el equilibrio del organismo, la falta de contraindicaciones -lo cual permite consumirlo en forma continua- y la multiplicidad de experimentos realizados en animales y humanos con resultados positivos en diversas afecciones, lo han recuperado del ostracismo que parecía tener en el marco de la medicina moderna.
Científicos bahienses del laboratorio de Hongos Comestibles y Medicinales del Centro de Recursos Renovables de la Zona Semiárida (Cerzos) se han dedicado a su estudio desde fines de los '90. Incluso lo cultivan de forma experimental, con un valor agregado a sus propiedades intrínsecas.
En un informe sobre las propiedades de este hongo -que realizó junto con el doctor Néstor Curvetto-, la doctora Débora Figlas especificó que los principios bioactivos del reishi son responsables de muchas de sus propiedades medicinales. Entre ellas, sus actividades como adaptógeno (aumentar la capacidad del cuerpo de enfrentar situaciones), antibiótico, antinflamatorio, hipocolesterolémico, nivelador de la glucemia sanguínea, hipotensor y también sedante.
También responde como analgésico, hepatoprotector, tónico renal y cardíaco, antitrombótico, antioxidante, retardante del envejecimiento celular, antihistamínico, antialérgico, mejorador del sueño y antitumoral.
"Como antibiótico, refuerza la resistencia del organismo a las bacterias, hongos, parásitos y virus, tanto directamente o en combinación con otros medicamentos. Su uso no implica dejar de lado los tratamientos habituales para las enfermedades, pero su consumo ayuda a mejorar el estado general", indicó.
En japonés se lo llama Reishi (hongo espiritual) o mannentake (hongo de 10 mil años), mientras que en China y Corea lo conocen como ling chi, ling chih o ling zhi (hongo de la inmortalidad). Sus cualidades son tan benéficas que en Oriente se lo utiliza desde los comienzos de su medicina herbolaria, y es venerado como una "hierba" superior.
El Ganoderma Lucidum es chato, rojizo, con sombrero arriñonado y, dependiendo de la edad, posee poros blancos a marrones. Por su sabor amargo y consistencia no se lo consume habitualmente en forma natural, sino como polvo deshidratado en infusiones, en comprimidos o en extractos. Es uno de los suplementos dietarios naturales más buscados para mejorar la salud en distintos países. Figlas destacó que en Asia se lo consume de manera permanente ya sea como infusión, té, café o en sopas.
"En los últimos años se han empezado a conocer y difundir sus propiedades medicinales en distintos países, especialmente algunos europeos y de América del Norte.

Actividad antioxidante.
Figlas afirmó que los compuestos del hongo tienen un efecto adaptógeno: sus principios activos permiten aumentar la capacidad del cuerpo para resistir los efectos dañinos del estrés y promover o restaurar el funcionamiento fisiológico normal. "A este hongo se le reconocen más de 150 compuestos con actividad antioxidante", señaló.
En el informe especial sobre el tema, los profesionales mencionaron que la aplicación de técnicas analíticas actuales ha revelado que este hongo contiene entre sus principales compuestos bioactivos polisacáridos (de alto peso molecular constituidos por numerosas cadenas de azúcares), triterpenos (derivados de carbono con un alto grado de oxidación) y proteínas inmunomoduladoras. Muchos de estos compuestos poseen propiedades anticancerígenas y antitumorales.
Explicó que los polisacáridos actúan sobre el sistema inmunológico, aumentando la producción de sustancias y células que favorecen los mecanismos de defensa.
"En los últimos 30 años se han realizado numerosos estudios en varios países, tanto en animales de laboratorio como en humanos, y se detectó que sus compuestos tienen efecto sobre las células cancerígenas. Éstas tienen una multiplicación acelerada anormal e imposible de parar, y se observó que estos compuestos pueden circunscribir, limitar o inhibir el ciclo celular".
"Por otro lado, podrían inhibir la metástasis, es decir el transporte de células cancerígenas hacia otros lugares", recalcó.

Como fármaco.
En algunos países de Oriente el compuesto Ganoderan, obtenido a partir de este hongo, ya está incorporado como fármaco dentro de sus legislaciones y Estados Unidos incorporó al hongo y sus derivados entre suplementos dietarios, según explicó.
Luego indicó que "se ha utilizado en regiones de China, Japón, Corea y Taiwán como medicina popular desde hace dos milenios para tratar diversas enfermedades tales como hepatitis, hipertensión, hipercolesterolemia y cáncer gástrico, y se cree que el consumo regular de extractos del hongo preserva la vitalidad humana y promueve la longevidad", dijo.
"Hace 20 años conocí sus atributos y desde entonces me dediqué a este tema, es apasionante. Aspiramos a que sea aprobado e incorporado al Código Alimentario Argentino, para que se difunda aún más, se pueda producir a nivel industrial y llegar a la obtención de sus derivados. Sería una ventana de oportunidad de comercio nacional, porque la demanda se incrementa en el mercado global", amplió.

Natural y artificial

De forma natural, estos hongos crecen sobre los troncos de los árboles que están muertos, contribuyendo a su degradación biológica. En el cultivo artificial se preparan "troncos sintéticos" embolsando diversos sustratos lignocelulósicos (material estructural de la pared celular de las plantas) que los hongos usan como fuente de nutrientes y crecen sobre los mismos para completar su ciclo biológico fructificando.

En más de 10 países

El reishi se cultiva hoy de manera artificial en más de 10 países. China ocupa el primer lugar en producción unas 4.300 toneladas anuales-, seguido por Corea, Taiwán, Japón, Estados Unidos, Malasia, Vietnam, Indonesia y Sri Lanka. En total, se consumen 6.000 toneladas por año. En Argentina aún no se cultiva industrialmente, aunque el Cerzos busca darle un valor agregado por enriquecimiento del fruto, con minerales esenciales que presenta en baja cantidad.

Martes 24 de septiembre de 2013
Karina Cuchereno/Especial para "La Nueva Provincia"
 

   

Medi-Marketing
Inicio
Quienes somos
Contacto
Noticias
Política De Privacidad
Política De Cookies
Términos y Condiciones Generales De Uso
El Alcoholímetro más vendido


Alcoholímetro digital con sensor de recambio, para hacer 300 pruebas. Líder del mercado.
Ver precio
Novedad: test de Nicotina en Saliva


cot_saliva_paneltest.jpg
El metodo más seguro de detectar el consumo de tabaco

Ver precio
Ganoderma-Reishi Café

reishi_cafe_sachet.jpg

Para más información haga click aqui.
Reishi Esporas en Cápsulas


reishi_frasco_klein.jpg

Para más información haga click aqui.

 

content © 2006-2017 medi-marketing
website © 2006-2017 implano multimedia